Vaginoplastia

ESTRECHAMIENTO VAGINAL

Introducción: La cirugía de vaginoplastia permite la reparación de la musculatura interna vaginal y su estrechamiento si fuera necesario.

En muchos casos, tras un parto o tras la realización de una episiotomía se daña la musculatura interna de la vagina y del suelo pélvico. Esto puede provocar molestias durante las relaciones sexuales e incluso pérdidas de orina con el esfuerzo.

Procedimiento: La vaginoplastia se realiza mediante incisiones en la mucosa vaginal que nos permiten acceder a la musculatura y repararla mediante suturas internas. En aquellos casos en los que la vagina haya perdido el tono muscular puede realizarse un estrechamiento vaginal. La cirugía se decidirá en función del deseo y las expectativas de la paciente.

Información práctica: La cirugía de la vaginoplastia se realiza bajo anestesia local y de manera ambulatoria. La recuperación es rápida y todos los
puntos de sutura son reabsorbibles. No es una cirugía dolorosa pero sí algo molesta durante las primeras 48 horas en las que se aconseja el uso de frío local para disminuir la inflamación. Es necesaria una buena higiene del
área genital y una cura exquisita de las heridas hasta su completa curación. Durante la primera semana se aconseja el uso de compresas y ropa interior de algodón.  Es importante evitar esfuerzos intensos y relaciones sexuales durante las primeras tres semanas postoperatorias.

La opinión del Dr. Albert Bosch: La vaginoplastia es capaz de solucionar tanto problemas estéticos como funcionales. Por un lado, mejora el aspecto del área genital y por otro recupera el tono de la musculatura vaginal y perineal. Es una cirugía con un alto índice de satisfacción de las pacientes.  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.